2013|2014

Vivienda Unifamiliar.

Segovia
P072_2013_Pe_CaJMFMPG_Sg

Este proyecto integra una serie de conceptos enfocados a construir una vivienda con capacidad de englobar valores atemporales.

La emoción, la sorpresa, la diversidad, el espacio, el lugar… son herramientas de proyecto. Las formas tipológicas, la cultura,  la historia, el estudio y aplicación de técnicas constructivas modernas y tradicionales, el estudio riguroso de las condiciones medioambientales… son materiales de la obra.

Como compendio y encuentro complejo de esta diversidad material, se ha concebido una vivienda que integra la casa mirador (tipología que mejor representa las aspiraciones de la arquitectura moderna) y la casa patio (como exponente de la cultura tradicional arquitectónica).

La casa mirador, como casa constituida esencialmente por un techo que dirige visión horizontal y planos de fachada abiertos, de modo que el espacio interior se proyecte sin límites hacia el paisaje circundante. Desde el mirador se mira a la tierra, al medio físico cuya observación permite el progreso de la ciencia y de la razón; y la casa patio, en contraposición, mira al cielo y se pregunta sobre la existencia. La experiencia del patio es introvertida, delimitada y recogida. Es el centro y escenario de la vida cotidiana.

Así como el patio tradicional surge como resultado de horadar una masa homogénea;  al igual que en M. Breuer, en sus casa binucleares, el patio propuesto es fruto de la articulación de piezas volumétricas diferenciadas en tomo a un espacio libre que, aún acotado, posee escapes visuales (en diagonal normalmente). La hibridación con la casa mirador finaliza con la formación de miradores volados en las estancias públicas, derivadas de la marcada topografía de la parcela.

La casa se diferencia en dos núcleos, uno más público, en la cota de acceso a la parcela, que integra los espacios de relación, exposición y actividades más o menos públicas y con características espaciales particulares; y otra más privada que alberga los dormitorios y un salón más recogido. Estas actividades se alojan en volúmenes quebrados, que establecen relación entre ellos a través de diagonales visuales y volúmenes de diferente configuración, y acaban conformando un patio en su interior.

La casa se asienta  en el terreno, acomodándose a su topografía, lo que provoca un vuelo en la parte de salón, comedor y porche, creando un mirador perfecto sobre la sierra de Guadarrama y la ciudad antigua de Segovia.

Se rompe por tanto con la estricta convexidad de la casa mirador, incorporando la concavidad  del patio acotado y protegido. Confluyen por tanto dos actitudes enriquecedoras y contrapuestas en el ser humano: racionalidad y futuro / espiritualidad y eternidad.

La idea espacial.

La génesis del proyecto viene dada por las complejidades visuales que se producen tanto vertical como horizontal, y diagonalmente entre las distintas estancias. Dichas estancias se maclan como diferentes módulos en el interior de la vivienda, vinculados a un patio interior central descubierto y/o a dos pequeños invernaderos laterales semi‑abiertos, que al sumarse generan el conjunto de la vivienda.

Estos juegos visuales se potencian con más fuerza mediante la altura suelo‑techo de la planta baja y sótano, y junto con el contraste creado por el módulo de la sala de piano, pieza pensada como elemento independiente, dada su importancia dentro de la vivienda, que marca la horizontalidad del edificio.

Por otro lado, la relación del edificio con la topografía del solar, adaptándose y aprovechándose de ella como generadora de espacios intermedios de uso habitual, tanto interiores como exteriores, hace que el edificio se extienda por toda la parcela con una serie de módulos exteriores e interiores, plataformas horizontales o volúmenes paralelepípedos, de uso exterior‑interior que al relacionarse entre sí generan todas esas complejidades visuales a las que hacíamos referencia inicialmente, como idea de proyecto.

Construir y mantener.

El momento actual de crisis global del modelo existente y de su relación con el medio desde la perspectiva de la sostenibilidad entendida como austeridad y optimización de los recursos, la inserción en el lugar, el aprovechamiento de las condiciones ambientales y climáticas, etc

Derivado de este punto de partida, se han estudiado y desarrollado los sistemas constructivos, energéticos y materiales de este proyecto.

Sistema constructivo

El sistema constructivo utilizado tanto en vertical como en horizontal permite una completa recuperación y sustitución de todas las piezas de piedra. Igualmente, se adapta perfectamente a los condicionantes térmicas del entorno de Segovia, con duros inviernos y veranos extremos.

El sistema permite el alojamiento de un aislamiento de gran espesor dejando el trasdosado al interior, lo que aporta una gran inercia térmica al volumen de la vivienda; en verano, la cámara ventilada ayuda a bajar la temperatura de la hoja.

El revestimiento pétreo se coloca mediante una subestructura de acero en las fachadas y sobres unos plots de pvc en las terrazas, que están igualmente revestidas de piedra.

Materiales eficientes.

Una de las premisas de este proyecto es la integración de todo el ciclo de la construcción en el proceso de diseño. Consideración del  ciclo de vida completo del proyecto (proceso de obtención, producción, distribución, construcción, demolición, y tratamiento como residuo).

El empleo de materiales respetuosos con el medio ambiente, procurando especialmente el uso de materiales de la zona, que no requieran gran transporte, y aquellos que no afecten (o lo hagan en la menor medida) a la capa de ozono tanto en su extracción / elaboración como su desmontaje y reutilización debe ser básico para conseguir estos objetivos.

Sistemas de climatización, iluminación y suministro de agua.

Se aplican criterios de bioclimatismo y sostenibilidad desde el comienzo y concepción del proyecto de vivienda hasta su resolución constructiva. Se desarrollan sistemas energéticos que permitan la autosuficiencia de la vivienda: se estudará el uso combinado de la energía geotérmica con paneles fotovoltaicos y solar térmicos, permite una autonomía y control del gasto futuro de la vivienda unifamiliar.

Se han aplicado también medidas para la disminución de los consumos de agua: se reutilizan aguas grises; se almacena  y aprovecha el agua pluvial. Para garantizar la presión adecuada en cada altura de entrada del agua y evitar consumos excesivos se instala un regulador de presión que permite la salida de agua potable con una presión máxima de dos kilogramos y medio por centímetro cuadrado (2,5 kg/cm2). Se colocan también mecanismos ahorradores en los sanitarios, grifos y duchas, cisternas de inodoros; completados con grifería monomando, y grifos termostáticos.

Un elemento básico a la hora de limitar el uso del agua es el estudio de especies vegetales a implantar, estas deben estar adaptadas al medio y deben tener bajos requerimientos hídricos para su desarrollo. Se limitan las superficies destinadas a cubrir mediante pradera ornamental, dada que su mantenimiento supone grandes consumos de agua y energética. Se sustituirán  por tapices verdes a base de xerófitas.

Más información en http://oco-urbancomplex.com